¿Qué es fibromialgia?

La fibromialgia es la segunda afección más común que afecta sus huesos y músculos. Sin embargo, a menudo es mal diagnosticado e incomprendido. Sus síntomas clásicos son dolor y fatiga muscular y articular generalizados.

No hay cura Pero una combinación de medicamentos, ejercicio, control del estrés y hábitos saludables puede aliviar sus síntomas lo suficiente como para que pueda llevar una vida normal y activa.

Causas
Los médicos no están seguros de qué lo causa, pero algunos piensan que es un problema con la forma en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales de dolor de los nervios.

Sabemos que ciertas cosas sugieren que es más probable que lo obtenga:

Eres una mujer.
Usted tiene otra enfermedad dolorosa, como artritis o una infección.
Usted tiene un trastorno del estado de ánimo, como ansiedad o depresión.
Fuiste abusado física o emocionalmente o tienes PTSD.
Raramente haces ejercicio.
Otros miembros de la familia lo tienen.
Síntomas
En pocas palabras, te duele todo. Los síntomas comunes incluyen:

Dolor muscular, ardor, espasmos o rigidez
Bajo umbral de dolor o puntos sensibles
Drenaje de fatiga
Problemas para concentrarse y recordar, llamado “fibro niebla”
Insomnio o no dormir bien
Sentirse nervioso, preocupado o deprimido

La fibromialgia puede sentirse similar a la osteoartritis, bursitis y tendinitis. Pero en lugar de lastimarse en un área específica, el dolor y la rigidez pueden estar en todo el cuerpo.

Otros síntomas de fibro pueden incluir:

Dolor en el vientre, hinchazón, náuseas, estreñimiento y diarrea (síndrome del intestino irritable)
Dolores de cabeza
Sequedad de boca, nariz y ojos
Sensibilidad al frío, calor, luz o sonido
Orinar más a menudo
Entumecimiento u hormigueo en su cara, brazos, manos, piernas o pies

Diagnóstico
Su médico lo examinará y le preguntará sobre sus problemas médicos pasados ​​y sobre otros familiares cercanos.

No hay ninguna prueba que pueda indicarle que tiene fibromialgia. En cambio, debido a que los síntomas son muy similares a otras afecciones, su médico querrá descartar enfermedades como tiroides poco activa, diferentes tipos de artritis y lupus. Por lo tanto, es posible que le realicen análisis de sangre para controlar los niveles hormonales y los signos de inflamación, así como los rayos X.

Si su médico no puede encontrar otra razón de cómo se siente, usarán un sistema de puntaje de dos partes para medir qué tan extendido ha estado su dolor y cuánto afectan sus síntomas a su vida diaria. Al usar esos resultados, juntos obtendrán un plan para manejar la condición.

Tratamiento
Dependiendo de sus síntomas, su médico puede recetar analgésicos, antidepresivos, relajantes musculares y medicamentos que lo ayuden a dormir.

Los tres medicamentos aprobados específicamente para el dolor fibro son:

Duloxetina (Cymbalta)
Milnacipran (Savella)
Pregabalina (Lyrica)
Los analgésicos de venta libre también pueden ayudar. Los medicamentos más fuertes, como los opioides, tienden a no funcionar bien a largo plazo y usted puede volverse dependiente de ellos.

El ejercicio moderado regular es clave para controlar el fibro. Deberá realizar actividades de bajo impacto que aumenten su resistencia, estiren y fortalezcan sus músculos, y mejoren su capacidad para moverse con facilidad, como yoga, tai chi, pilates e incluso caminar. El ejercicio también libera endorfinas, que combaten el dolor, el estrés y la sensación de malestar. Y puede ayudarte a dormir mejor.

Puede probar terapias complementarias, que incluyen masajes, acupuntura y manipulación quiropráctica, para aliviar los dolores y el estrés, también.
Un consejero, terapeuta o grupo de apoyo puede ayudarlo a lidiar con las emociones difíciles y a explicar a los demás lo que está pasando con usted.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *