Fibromialgia, una enfermedad desconocida con múltiples síntomas

La fibromialgia o síndrome de fibromialgia es una enfermedad que involucra dolor muscular y articular difuso, fatiga, trastornos del sueño, deterioro cognitivo menor y trastornos del estado de ánimo de intensidad variable y curso crónico. El diagnóstico se basa en el examen clínico, generalmente la sensibilidad externa normal a la presión de los tejidos blandos, y los bioensayos simples, todos los cuales descartan otros diagnósticos.

 

El dolor es generalmente el síntoma principal. Presente a largo plazo (al menos 3 meses) y comienzo insidioso, se siente en los músculos y las articulaciones, y puede variar de un día a otro en términos de ubicación e intensidad. Puede ser influenciado por las condiciones climáticas y el estrés. Muy a menudo, el dolor es causado por la presión.

 

Puede haber otro dolor relacionado con el síndrome del intestino irritable, la migraña, el síndrome premenstrual en la mujer, el síndrome miofascial o el síndrome algo disfuncional del sistema manducatorio.

 

Esta enfermedad común, potencialmente debilitante, afecta con mayor frecuencia a mujeres de mediana edad. La causa es desconocida y se supone un funcionamiento anormal del sistema nervioso central. Habría una sensibilización excesiva de los receptores implicados en la percepción del dolor. El tratamiento, que es solo sintomático, generalmente se basa en la combinación de medicamentos y medidas no farmacológicas.

epidemiología

Un promedio (global) del 2 al 10% (dependiendo del país) de la población de “países industrializados” se ve afectada por esta enfermedad (2% de la población estadounidense con un predominio del sexo femenino). En Francia, un informe del gobierno de 2007 da una prevalencia francesa estimada en 3.4% para las mujeres y 0.5% para los hombres. Afecta a alrededor de 900,000 personas en Canadá (en 2008), alrededor del 2% al 3% de los adultos.

 

La fibromialgia constituye del 10 al 20% de los motivos de consulta en algunos departamentos de reumatología. Los especialistas prefieren usar el término “multi-fibromialgia”, con algunas subcategorías de informes de investigación biológica.

 

La fibromialgia puede afectar a personas de todas las edades y de ambos sexos. Sin embargo, es más común entre las mujeres de entre 30 y 60 años. Fumar está asociado con las formas con los síntomas más severos.

 

Esta enfermedad generalmente ocurre en la edad adulta temprana a media, pero puede ocurrir en la infancia. Causa una discapacidad laboral significativa en 10% a 30% de los afectados.
Causas supuestas

A partir de 2000-2004, los científicos investigan cada vez más los trastornos neuronales, inmunoquímicos o ambientales, dado el sorprendente resurgimiento de los casos. La afectación del sistema nervioso central y la desregulación neuronal se han descrito ampliamente en pacientes con fibromialgia. Parece haber una percepción diferente del dolor en la fibromialgia, con, en particular, un umbral de percepción más bajo. El mecanismo de este hecho todavía se debate, pero se asume que está relacionado con los neurotransmisores responsables del tratamiento del dolor.

  • Predisposición genética

Además del hecho de que esta enfermedad afecta a muchas más mujeres que a los hombres, existe una amplia evidencia de que un factor genético puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de la fibromialgia. Por ejemplo, hay muchas familias con múltiples enfermos. El modo de transmisión aún se desconoce, pero probablemente sea genético. La investigación ha demostrado que la fibromialgia se asocia con cambios (o polimorfismo) sobre la producción de genes de la serotonina, la dopamina y la catecolamina. Sin embargo estos polimorfismos no son específicos de la fibromialgia, y están asociados con una variedad de otras enfermedades (tales como el síndrome de fatiga crónica, síndrome del intestino irritable) y algunas formas de depresión.

 

Finalmente, muchos equipos están en el camino de genes potencialmente deficientes:

 

-. Un estudio turco encontró un vínculo entre los polimorfismos genéticos relacionados con la síntesis de catecol-O-metiltransferasa (COMT), y una predisposición a la fibromialgia.

 

-. Un estudio realizado por el equipo del profesor Vargas-Alarcón (en las mujeres y los abusos de la fibromialgia española y mexicana sanos) tiende a demostrar la relación entre la fibromialgia y un polimorfismo de los genes que codifican las dos receptores adrenérgicos alfa y beta-AR-AR . El estudio de muy pocos casos y poblaciones no suficientemente variadas debe ser confirmado. Además, estos polimorfismos no se encuentran al 100% en las poblaciones afectadas. Todos estos estudios respaldan el vínculo con la síntesis deficiente de ciertos neurotransmisores.

 

 

Por lo tanto, nos estamos moviendo hacia la posibilidad de que Un grupo de genes deficientes interrumpe la síntesis de neurotransmisores relacionados con el dolor, predisponiendo a la fibromialgia. El número y la importancia de los genes afectados determinarían así la gravedad de la enfermedad.

  • Trastornos inmunológicos

Otros estudios intentan demostrar que las citoquinas involucradas en el sistema inmune tienen una acción disruptiva en las personas con fibromialgia. Por lo tanto, hay una causa de aparición de fibromialgia que implica un fenómeno inmunológico estrechamente relacionado con un fenómeno neurológico. Estos estudios, que aún no se han confirmado porque se refieren a un pequeño número de pacientes, demuestran que estas personas que padecen fibromialgia tienen un exceso de citocina, que puede causar un exceso en la sustancia P. El nivel de citoquina observado aumentaría con la duración del tratamiento. enfermedad.

 

También se observan altos niveles de citoquina en personas que tienen falta de sueño. Por lo tanto, actualmente es imposible determinar si la falta de sueño de la fibromialgia está en el origen de este nivel de citocina, o si el nivel de citoquinas es capaz de causar los males y, por lo tanto, la ausencia de sueño.

Irrigación del cerebro

A finales de 2008, un equipo de investigadores del Hospital Universitario de La Timone en Marsella, dirigido por el profesor Eric Guedj, identificó una anomalía en la circulación sanguínea en el cerebro de pacientes con fibromialgia, gracias a una tomografía de emisión de fotones (SPECT). El estudio encontró que en pacientes con fibromialgia, algunas áreas del cerebro están demasiado irrigadas, mientras que otras no lo están de manera suficiente. Esta irregularidad cambia la forma en que el paciente siente y trata el dolor. Los investigadores también han identificado vínculos entre el flujo sanguíneo en ciertas áreas del cerebro y la ansiedad, el dolor intempestivo, la discapacidad y el ataque de nervios. Los investigadores han identificado un aumento en el flujo sanguíneo en algunas áreas del cerebro que se usan para sentir el dolor, mientras que se ha identificado una disminución en el flujo sanguíneo en otra área que es responsable de la respuesta emocional al dolor

  • Otras suposiciones

Otras hipótesis han sido presentadas, tales como:

 

-. Algunas toxinas en el entorno del paciente.

 

-. Una causa viral como el virus de Epstein-Barr.

 

-. Una reacción inmune anormal a una bacteria intestinal.

 

-. Una erosión de la envoltura química alrededor de los nervios sensoriales.

 

-. Desregulación de la vasomotilidad que produce isquemia muscular o circulación sanguínea anormal.

 

-. Un deterioro de la postura causado por la disfunción de la articulación temporomandibular, en sí mismo debido a una oclusión dental defectuosa. El agotamiento generado por las contracturas musculares resultantes de una postura retorcida contribuiría al síndrome de fatiga crónica haciendo que cualquier esfuerzo muscular sea doloroso o imposible.

 

El síndrome ASIA se refiere a eso. Todas estas enfermedades tienen un vector común de la presencia de un cuerpo extraño o adyuvante de vacuna en contacto en los tejidos durante un período prolongado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *