Cómo tratar la fibromialgia

Fibromialgia y dolor
La fibromialgia (FM) es una afección que causa dolor musculoesquelético, fatiga y sensibilidad localizada. La causa de la FM es desconocida, pero la genética puede desempeñar un papel. Los síntomas pueden desarrollarse después de:

estrés psicológico
trauma físico
una herida
una enfermedad
Otros síntomas pueden incluir depresión, falta de concentración y dolores de cabeza.

El tratamiento del dolor, la fatiga y otros síntomas es clave. Afortunadamente, hay varias opciones disponibles para ayudar a aliviar y manejar los síntomas de FM y mejorar su calidad de vida.
Formas de tratar el dolor por fibromialgia
El dolor FM puede ser menor o lo suficientemente grave como para interferir con las actividades diarias. Afortunadamente, el tratamiento puede ayudar a controlar el dolor.

1. Analgésicos
La medicación es una opción para reducir el dolor FM. Su médico puede recomendar analgésicos de venta libre (OTC) como aspirina, ibuprofeno y naproxeno sódico. Estos medicamentos pueden ayudar:

reducir la inflamación
minimizar los dolores musculares
mejorar la calidad del sueño
2. Antidepresivos
Estos pueden ayudar a aliviar el dolor y la fatiga. Hable con su médico sobre los posibles efectos secundarios del uso de antidepresivos para la FM. Para algunas personas, los antidepresivos pueden causar una variedad de efectos secundarios desagradables, como náuseas, aumento de peso y pérdida de deseo sexual.

3. Anticonvulsivos
Estos medicamentos para las convulsiones también pueden ayudar a reducir el dolor. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Aprobó pregabalina (Lyrica), el primer fármaco anticonvulsivo para el tratamiento de FM. Puede sugerirse gabapentina, que reduce el dolor nervioso. Pero estos medicamentos tienen posibles efectos secundarios, que incluyen:

mareo
aumento de peso
hinchazón
boca seca
4. Yoga
La investigación ha demostrado que las personas con FM que participaron en clases de yoga experimentaron mejor humor y menos dolor y fatiga. Las clases incluyen:

poses suaves
meditación
ejercicios de respiración
discusiones grupales
Intenta tomar una clase de yoga. La práctica aumenta la fuerza muscular, incorpora meditación y enseña diferentes técnicas de relajación. Solo asegúrate de informar al instructor sobre tu condición, para que puedan ajustar las poses según sea necesario para ti.

5. Acupuntura
Es posible que desee probar la acupuntura para aliviar el dolor. Implica pinchar la piel con agujas para:

promover la autocuración natural
alentar un cambio en el flujo sanguíneo
cambia los niveles de neurotransmisores en tu cerebro
tratar una variedad de condiciones de salud como el dolor crónico
Un estudio en el Journal of Rehabilitative Medicine descubrió que las personas con fibromialgia que recibieron acupuntura se beneficiaron del alivio del dolor durante al menos dos años, en comparación con las que no lo hicieron. Para aquellos que no pueden tolerar las agujas, la acupresión puede ser una opción.

Los riesgos de la acupuntura incluyen dolor, hemorragia leve y moretones después del tratamiento. Siempre asegúrese de que su acupunturista tenga licencia para disminuir el riesgo de infección por agujas no esterilizadas.

6. Fisioterapia
Las técnicas de terapia física apuntan a mejorar su rango de movimiento y fortalecer los músculos. Esto también puede ayudar a reducir el dolor FM. Su terapeuta adaptará un programa para ayudarlo a manejar síntomas específicos. También pueden enseñar técnicas de autocuidado, incluida la educación de FM, para ayudarlo a controlar la fatiga y el dolor por su cuenta. La investigación muestra que la educación sobre el manejo del dolor puede conducir a un mayor rendimiento durante el ejercicio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *